Crucifixión de Jesús

Crucifixión de Jesús

 - Rompimiento de la Relación
Estás aquí: Jesucristo >> Crucifixión de Jesús

Crucifixión: Jesús Enfrentó una Muerte Horrible
La crucifixión típicamente comenzaba azotando o flagelando la espalda de la víctima. Los romanos utilizaban un látigo llamado flagrum, el cual consistía de pequeñas piezas de hueso y metal atados a varias hebras de cuero. El número de latigazos dados a Jesús no está registrado. Sin embargo, el número de latigazos en la ley judía era de 39 (40 menos uno) requerido por la Tora, para prevenir un error de cuenta. Durante el azotamiento, la piel era arrancada de la espalda, exponiendo una masa sangrienta de tejido y huesos. La pérdida extrema de sangre ocurría, a menudo causando la muerte, o al menos la pérdida del conocimiento. Además de los azotes, Jesús soportó golpes severos y tormento por parte de los soldados romanos, incluyendo el arrancarle la barba y horadarle el cuero cabelludo con una corona de espinos.

Después de ser azotada, la víctima era a menudo forzada a llevar su propia viga, o patíbulo, hasta el sitio de la ejecución. El patíbulo podía pesar fácilmente unos 45 kilos. En el caso de Jesús, el registro muestra que Él pudo haber cargado Su patíbulo por una distancia de más de dos campos de fútbol. En este debilitado y atormentado estado, no es de extrañar que el registro establezca que Jesús necesitó de mucha ayuda. Una vez que la víctima llegaba al sitio de la ejecución, el patíbulo era colocado en el suelo y la víctima era forzada a acostarse sobre él. Clavos de alrededor de 18 cm. de largo y 1 cm. de diámetro eran atravesados por las muñecas. Los clavos atravesaban el área del nervio mediano, causando que ondas de dolor subieran por los brazos a los hombros y al cuello. En el lugar de la crucifixión ya estaba colocado un poste de poco más de dos metros, llamado estipe. En el centro de los estipes había un asiento primitivo para "soportar" a la víctima. El patíbulo era entonces levantado sobre los estipes, y el cuerpo de la víctima era torcido incómodamente sobre el asiento para que los pies pudieran ser clavados a los estipes. En este punto, las muñecas, los brazos, y los hombros soportaban una presión tremenda, resultando en la dislocación del hombro y de las articulaciones de los codos. La posición del cuerpo clavado mantenía el tórax de la víctima en una posición fija, lo que hacía extremadamente difícil el exhalar, e imposible el inhalar profundamente. Habiendo sufrido los azotes, los golpes y la caminata con el patíbulo, Jesús es descrito como extremadamente débil y deshidratado. Probablemente estaba perdiendo cantidades significativas de sangre. Al paso del tiempo, la pérdida de sangre y la falta de oxígeno podían causar severos calambres, contracciones espasmódicas y probablemente la pérdida del conocimiento.

Finalmente, el mecanismo de muerte por crucifixión era la sofocación. Para respirar, la víctima era forzada a empujarse sobre sus pies para permitir que los pulmones se expandieran. A medida que el cuerpo se debilitaba y el dolor en los pies y piernas se hacía insoportable, la víctima era forzada a escoger entre el respirar y el dolor y cansancio. Eventualmente, la víctima fallecía de esta manera, por agotamiento total o por pérdida del conocimiento, dejando de levantar su cuerpo de los estipes para llenar los pulmones. Debido a la respiración superficial, los pulmones de la víctima comenzaban a colapsar en áreas, probablemente causando hipoxia. Debido a la pérdida de sangre ocasionada por la flagelación, la víctima probablemente formaba una acidosis respiratoria, resultando en un aumento de presión sobre el corazón, el cual latía más rápido para compensar. Los pulmones también se llenaban de líquido. Bajo el estrés de la hipoxia y la acidosis, el corazón eventualmente dejaba de latir. Existen diferentes teorías sobre la causa real de la muerte de Jesús. Una teoría es que el pericardio se llenó de líquido, lo que ejerció una presión fatal en la habilidad del corazón para bombear sangre. Otra teoría establece que Jesús murió de una ruptura cardíaca. Otra teoría es que la muerte de Jesús fue "multifactorial y relacionada principalmente con un shock hipovolémico, agotamiento, asfixia, y tal vez, insuficiencia cardíaca aguda. Sin importar la verdadera causa médica de la muerte, el registro histórico es muy claro -- Jesús sufrió muchas horas de horrible y sostenida tortura en la cruz del Calvario.

Crucifixión: Jesús Sufrió por Usted y por Mí
Los relatos de la crucifixión de Jesucristo concuerdan enteramente con las costumbres y prácticas de los romanos de ese periodo. La evidencia a favor de la horrible y dolorosa muerte de Cristo no es cuestionada por los expertos legítimos de hoy. La única discusión es la naturaleza y carácter del Jesucristo "criminal." Examine el registro usted mismo -- Hasta con todo ese dolor, Jesús pensó en otros en vez de en Sí mismo. Sus primeras palabras desde la cruz fueron: "Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen" (Lucas 23:34). Él pensó en Su madre, quien estaba al pie de la cruz llorando, y le pidió a su amado discípulo, Juan, que cuidara de ella. A cada lado de Jesús había dos ladrones ejecutados en ese momento. Cuando uno de ellos aceptó a Jesús como su Señor, Jesús le dijo: "Hoy estarás conmigo en el paraíso" (Lucas 23:43). Finalmente, Jesús expresó su rendición completa a la voluntad de Dios cuando dijo: "Consumado es" (Juan 19:30). "Padre, en Tus manos encomiendo Mi espíritu" (Lucas 23:46). Investigue el registro histórico, y luego examine su corazón. Jesús se dio a Sí mismo voluntariamente por usted y por mí. Jesús sufrió una muerte horrible por usted y por mí. Jesús nos amó tanto que murió voluntariamente en total vergüenza y dolor por nuestros pecados. De hecho, la Biblia nos enseña que Aquel que no tenía pecado fue literalmente "hecho pecado" por nosotros. Dios, en forma humana, permitió hacerse pecado para salvarnos. En la cruz, Él cargó con todos los pecados del mundo debido a Su amor. La única manera de completar Su historia de amor es amándole.

¡Aprenda más ahora!



¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación. ¿Qué es esto?





Síguenos:




English  
Social Media
Síguenos:

Compártenos:


¿Quién es Jesús?

La Crucifixión de Jesús
Resurrección de Jesús
Segunda Venida de Cristo
Domingo de Ramos
Profecías acerca de Jesús
Jesucristo
Resurrección de Cristo
Resurrección de Jesús
Sangre de Jesús
Contenido Adicional para Explorar...

¿Existe Dios Científicamente?
¿Existe Dios Filosóficamente?
¿Es verdadera la Biblia?
¿Quién es Dios?
¿En qué crees?
¿Cómo Puedo Crecer con Dios?
Temas Populares
Desafíos de Vida
Restauración
 
 
 
Búsqueda
 
Add Crucifixión de Jesús to My Google!
Add Crucifixión de Jesús to My Yahoo!
XML Feed: Crucifixión de Jesús


Jesucristo Inicio | Acerca de Nosotros | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2014 AllAboutJesusChrist.org, Todos los Derechos Reservados.