Todo Sobre Jesucristo Cruz de uñas viejas - Todo Sobre Jesucristo La bandera

Los Milagros Asombrosos


Los Milagros Asombrosos: Una Intervención Sobrenatural en un Mundo Natural
Los milagros asombrosos son eventos en el mundo natural logrados por la intervención de una agencia sobrenatural. A través de toda la Biblia, los milagros son usados por Dios para representar visualmente Su poder divino y autoridad sobre el hombre y la naturaleza. De tiempo en tiempo, Dios también otorgaba poder a Sus seguidores para hacer milagros para autenticar su comisión como maestros y escritores en Su favor. En los Evangelios del Nuevo Testamento, Jesús usaba los milagros para cumplir las profecías del Antiguo Testamento y confirmar Su deidad.


Los Milagros Asombrosos: La Suspensión de Leyes Naturales No Es Irrazonable
Los milagros asombrosos son representados por cuatro palabras griegas en el Nuevo Testamento de la Biblia. Semeion (una “señal”), Erga (“obras”), Dunameis (“obras poderosas”), y Terata (“maravillas”). Ya que los milagros caen fuera de explicaciones materiales y matemáticas, el hombre no puede atribuirse el mérito de ellos.

La suspensión (o incumplimiento) de las leyes naturales involucrada en los milagros bíblicos realmente no es diferente a lo que observamos de día a día. Son las fuerzas inherentes naturales representadas por las leyes de la física, las propiedades químicas y fórmulas matemáticas, y son fuerzas volitivas que pueden obrar recíprocadamente y contrarrestar las naturales. Por ejemplo, la ley de la gravedad que mantiene a una piedra en la tierra no es suspendida (o incumplida) cuando un niño contrarresta la gravedad por aplicar una fuerza física mayor para levantar y tirar la piedra. El mismo concepto lógico es cierto cuando observamos a Jesús andando sobre el agua o transformando el agua en vino. Él meramente aplica una fuerza volitiva fuera de lo que conocemos como leyes naturales dentro de nuestras cuatro dimensiones materiales.

Básicamente, las leyes y fórmulas que sustentan el universo complejo han sido “interpretados” por hombres viviendo en ese mismo universo. La suposición universal de la humanidad es que las leyes y fórmulas inherentes en el universo han sido creadas por, y están bajo el control exclusivo de, el universo natural mismo. Una vez que establecemos la posibilidad de una dimensión sobrenatural más allá de las fuerzas de la naturaleza que son visibles y conocibles, comprendemos la posibilidad (y a la larga, la realidad) de fenómeno tal como los milagros. Muchos científicos rechazan los milagros bíblicos porque no pueden aplicar pruebas científicas tal como la observación y la repetición. No obstante, un milagro tal como la resurrección de Jesús es por definición un evento sin precedentes. Ningún científico puede reproducir este evento en un laboratorio. Por lo tanto, “la ciencia” no puede ser la última palabra referente a la credibilidad histórica de los milagros bíblicos.

Tal como otros eventos históricos, la credibilidad de un milagro bíblico debe ser vista de acuerdo a un estándar de reglas de evidencia, comparando factores tal como la veracidad del testimonio registrado y la credibilidad de los testigos oculares al evento milagroso. Con un poco de investigación concienzuda, encontramos a los testigos de los milagros de Jesús competentes y su testimonio confiable. Primero, muchos de los testigos todavía estuvieron vivos cuando los registros de estos eventos fueron publicados y distribuidos. Sabemos ahora que un período de tiempo relativamente breve elapsó entre los milagros de Jesús y la escritura de las narrativas evangélicas. Este período no fue lo suficientemente largo para tener en cuenta el desarrollo de mitos. Muchos testigos oculares estaban vivos para corregir cualquier detalle falso o testimonio legendario de milagros. Segundo, los testigos oculares a estos milagros eran hombres de carácter. El récord histórico muestra que los apóstoles y muchos discípulos eran considerados testigos creibles y fidedignos. Más dramáticamente, todos estos testigos oculares estaban dispuestos a entregar sus vidas en vez de negar su testimonio. Tercero, hubo muchos testigos hostiles a la vida y los milagros de Jesús. El récord muestra que ninguno de los líderes religiosos judíos disputaba los milagros que veía. Al revés, ellos veían los milagros de Jesús como amenazas, y se concentraban en parar el milagroso ministerio público de Jesús.


Los Milagros Asombrosos: Júzguelos Usted Mismo
Los milagros asombrosos no pueden ser descartados como una presuposición científica si establecemos que la existencia de un Creador sobrenatural es posible. Una vez que aceptamos la posibilidad de Dios, cada evento milagroso debe ser juzgado tal como cualquier otro evento histórico, basado en un estándar de reglas de evidencia y testimonio ocular. Los milagros de Jesús son contrarios a la experiencia del siglo 21, pero esto no establece que fueron contrarios a la experiencia de aquellos que los observaban aproximadamente hace como 2000 años. Hoy en día, todos nosotros creemos numerosos hechos y eventos fuera de nuestra experiencia, basado solamente en el testimonio confiable y fidedigno de otros.

¡Examine Más Evidencia Ahora!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





¿Cómo puedo conocer a Dios?




Si murieras hoy, ¿iría usted al cielo?


 

Condiciones de Uso Política de privacidad Declaración de Fe Quiénes Somos (Inglés) Contáctenos Apóyenos (Inglés) Donar (Inglés)Mapa del Sitio

Derechos de Autor © 2002-2020 AllAboutJesusChrist.org, Todos los Derechos Reservados