Todo Sobre Jesucristo Cruz de uñas viejas - Todo Sobre Jesucristo Banner

Resurrección de Jesús

(Read Resurrección de Jesús, Part 1 First)

Resurrección de Jesús - Persecución
En el año 115 d.C., el historiador romano, Cornelio Tácito, describió el sufrimiento de los primeros cristianos a manos de sus torturadores. El emperador Nerón, a fin de expandir su Palacio, prendió fuego a sectores de Roma. Estos fuegos ardieron fuera de control y llegaron a ser conocidos como "El Gran Fuego de Roma." Él luego culpó a los cristianos por estos fuegos y emprendió una onda de persecución en todo el Imperio Romano. Aunque el violín no se inventó hasta algunos años más tarde, este fue el nacimiento del viejo dicho: "Nerón tocaba el violín mientras que Roma se quemaba." Tácito escribe: "Consecuentemente, para deshacerse del reporte, [de que Nerón ordenó el fuego] Nerón adjudicó la culpa e infligió las torturas más refinadas a una clase odiada por sus abominaciones, llamados cristianos por el populacho. Christus (Cristo), de quien se originó el nombre, sufrió la pena capital durante el reinado de Tiberio a manos de uno de sus procuradores, Poncio Pilatos, y una superstición muy maliciosa, de esta manera reprimida por el momento, de nuevo surgió no sólo en Judea, la primera fuente de maldad, sino hasta en Roma, en donde todas las cosas abominables y vergonzosas de todos los lugares del mundo encuentran su centro y se popularizan. Consecuentemente, fueron arrestados primeramente todos aquellos que se confesaron culpables; luego, gracias a la información de éstos, fue condenada una multitud inmensa, no tanto por el crimen de prender fuego a la ciudad, sino por el de odio contra la humanidad. Toda suerte de burlas fue añadida a sus muertes. Cubiertos con pieles de animales, fueron despedazados por perros y perecieron, o fueron clavados en cruces, o condenados a las llamas y quemados para servir como iluminación nocturna cuando la luz del día se había extinguido. Nerón prestó sus jardines para el espectáculo, y exhibió un espectáculo en el circo, mientras que se mezclaba entre la gente vestido de conductor de carros (auriga) o permanecía de pie en un carro. Por consiguiente, surgió un sentimiento de compasión, hasta por los criminales que merecían el castigo extremo y ejemplar, porque no era, como parecía, que estaban siendo destruidos por el bien de la gente, sino por los excesos de crueldad de un hombre."


Resurrección de Jesús - Autoridades Históricas
La resurrección de Jesús y/o la persecución de Sus seguidores fue documentada fuera de la Biblia por las siguientes autoridades históricas: Gayo Suetonio Tranquilo, Flavio Josefo, Talo, Plinio el Joven, Justino Mártir, Tertuliano, y el Sanedrín judío. Más allá de estos historiadores antiguos, existen documentos de otras fuentes, tales como el escritor satírico griego del segundo siglo, Luciano. John Foxe escribió el clásico Foxe's Book of Martyrs, describiendo en detalle el sufrimiento cristiano desde las muertes de los cristianos del primer siglo, hasta las persecuciones durante el reinado de la Reina "Bloody" Mary en Inglaterra. La Inquisición mató a 68 millones de cristianos entre el 1200 d.C. y el 1800 d.C., por sus convicciones en lo referente a las falacias de los Papas y sus herejías contra Cristo. De nuevo, esos que fueron ejecutados hubieran podido seguir viviendo, si hubieran renunciado a sus convicciones y hubieran adorado al Papa.


Resurrección de Jesús - Decisiones Individuales
Los hombres que atestiguaron la resurrección de Jesús la testificaron con sus vidas. Su testimonio, junto con las evidencias convincentes presentadas en la Biblia misma (tales como increíbles profecías), han inspirado a millones más a hacer lo mismo -- A sufrir persecución y muerte a manos de un mundo incrédulo por el conocimiento de que Jesucristo es el Hijo del Dios Todopoderoso. Que Él vino a la tierra a morir por nuestros pecados, como se predijo en la Biblia cientos de años antes de Su nacimiento milagroso. Que murió en la cruz y resucitó. Que se les apareció a cientos de discípulos antes de regresar a los cielos. Que regresará de nuevo al final de la era. Estos hombres no proclamaron su amado evangelio con sus palabras. Ellos clamaron al mundo con sus propias vidas. Esto, junto con profecías detalladas y evidencia tan convincente como la tumba vacía misma, añaden pruebas a sus afirmaciones. Por esto, la humanidad en todo el mundo tiene la oportunidad de aceptar o rechazar la resurrección, basado en sus propias convicciones. No es por falta de testigos del evento, ni por falta de evidencias.

¡Investigue Más Ahora!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





How can I know God




When you die, why should God let you into heaven?


Derechos de Autor © 2002-2019 AllAboutJesusChrist.org, Todos los Derechos Reservados