Todo Sobre Jesucristo Cruz de uñas viejas - Todo Sobre Jesucristo Banner

Tumba de Jesús


Tumba de Jesús - El Propósito
Aunque los romanos a menudo sepultaban a sus muertos en tumbas subterráneas o catacumbas, la tumba de Jesús cumplió con la religión y costumbres judías. Generalmente, los israelitas envolvían a sus muertos en lino, con especies y aceites. Nicodemo utilizó 45 kilos de especies para preparar el cuerpo de Jesús para su sepultura (Juan 19:39). Los sepulcros (tumbas) eran labrados en la roca de una ladera o utilizaban cuevas (Génesis 23:19-20; Marcos 5:5). Debido a que los cadáveres eran considerados impuros, las tumbas judías y cementerios siempre estaban fuera de las paredes de la ciudad. La tumba de Jesús estaba cerca del Huerto de Getsemaní, justo en las afueras de Jerusalén (Juan 19:14). Qué irónico que en la muerte, el santo y puro Jesús -- Dios encarnado -- llevó la inmundicia del pecado de la humanidad (Romanos 8:3).

La muerte y resurrección de Jesús marca el evento más importante de toda la historia -- dividiendo literalmente el tiempo a la mitad. El plan de Dios es evidente en el propósito de la tumba de Jesús.

  • Sellaron y aseguraron la tumba (Mateo 27:62-66) – Pilato, los sacerdotes, y fariseos, querían asegurarse que Jesús no regresaría de nuevo a la vida.
  • Profecía cumplida, glorificando a Dios (Lucas 24:5-8) – Ángeles proclamaron el nacimiento de Jesús, así como Su resurrección de los muertos.
  • Sepulcro nuevo, sin usar (Mateo 27:59-60; Juan 19:41) – José de Arimatea, un reconocido miembro del concilio supremo (Sanedrín), proporcionó su propio sepulcro.
  • Inocencia comprobada (Lucas 23:4, 23, 41, 47) – El cuerpo de criminales crucificados era desechado sin ninguna ceremonia. Los romanos usualmente le dejaban el cadáver a las bestias del campo, la última humillación de la crucifixión. La tumba de Jesús tenía especial importancia tanto para Sus seguidores como para Sus enemigos.


Tumba de Jesús - La Piedra
La piedra en la tumba de Jesús sirve como recordatorio de otros elementos de la vida de Cristo. Cuando Satanás tentó a Jesús en el desierto, le pidió que convirtiera una piedra en pan (Mateo 4:3). Jesús es el pan de vida (Juan 6:35) así como la Piedra viva (1ra de Pedro 2:4 RV). En Marcos 12:10, Jesús se refiere a Sí mismo como la piedra que desecharon los edificadores, ha venido a ser cabeza del ángulo. De ser necesario, las piedras clamarían, proclamando a Jesús Rey de Reyes (Lucas 19:40). Jesús compareció ante Pilato, quien se sentó en el tribunal, el Enlosado (Juan 19:13). Por lo tanto, no es sorprendente que una piedra pueda servir como una parte importante de la tumba de Jesús. A la muerte de Jesús, la tierra tembló violentamente -- rocas se partieron, se abrieron tumbas, y cuerpos se levantaron de entre los muertos (Mateo 27:50-54). Este fue ciertamente un preludio de las cosas que vendrían.

Para asegurar que la tumba de Jesús . . . y su contenido . . . permaneciera intacto, Pilato ordenó que una gran piedra fuera puesta en la entrada. Un canal en pendiente ayudó a los guardias a rodar la piedra. Un profundo surco cortado en la roca a la entrada de la tumba aseguró la piedra. A pedido de los principales sacerdotes, Pilato aseguró aún más la tumba al colocar un sello romano en la piedra, apostando cuatro soldados romanos en la entrada. Para garantizar la máxima seguridad, cada tres horas se cambiaba la guardia por una fresca, alerta (esto es, no dormida como se indica en Mateo 28:13).


Tumba de Jesús – La Evidencia
El Sabbat había terminado, era el tercer día, y las mujeres regresaron a la tumba de Jesús para ungir su cuerpo para la sepultura (Marcos 16:1). Es sorprendente que los sacerdotes y los fariseos recordaran vívidamente la predicción de Jesús de que resucitaría al tercer día (Mateo 27:62-66). De hecho, esa posibilidad los aterrorizaba. Mientras que un ángel del Señor descendía del cielo, la tierra tembló violentamente de nuevo, la piedra fue rodada. Como muertos, los guardias quedaron paralizados delante del ángel del Señor. Ni siquiera los sobornos de los líderes religiosos, ni las mentiras de los soldados, pudieron silenciar la evidencia (Mateo 28:11-15).

La evidencia de la tumba vacía de Jesús permanece para cambiar la vida del creyente así como la del escéptico:

“¡No está aquí!” (Mateo 28:6; Marcos 16:6; Lucas 24:6; Juan 20:9).

¡Aprenda Más!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





How can I know God




When you die, why should God let you into heaven?


Derechos de Autor © 2002-2019 AllAboutJesusChrist.org, Todos los Derechos Reservados